martes, 26 de enero de 2016

Génesis - La creación de la luz (Parte 1)



Sin Jesús nuestro Mesías (Su nombre es Yeshúa y significa Salvación) nuestra vida está sin forma y vacía, por eso necesitamos venir a la luz para que nos revele nuestras tinieblas, para que nos muestre nuestro desorden, nosotros no podemos quitarnos por nosotros mismos las tinieblas, necesitamos venir a su luz, y luego caminar en su luz.

Si vienes a Cristo y te sujetas a su autoridad, si decides caminar detrás de sus pasos, entonces permaneciendo en el, andarás en su luz admirable.

Gn. 1:2-4 Y la tierra estaba sin orden y vacía, y las tinieblas cubrían la superficie del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas.Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas.

Sal 107:13-14 Luego que clamaron a Jehová en su angustia, Los libró de sus aflicciones; Los sacó de las tinieblas y de la sombra de muerte, Y rompió sus prisiones.

Sal. 119:105 Lámpara es a mis pies tu palabra, y luz para mi camino.

Sal. 19:8 Los preceptos del SEÑOR son rectos, que alegran el corazón; el mandamiento del SEÑOR es puro, que alumbra los ojos.

Sal. 43:3 Envía tu luz y tu verdad; que ellas me guíen, que me lleven a tu santo monte, y a tus moradas.

Prov. 6:23 Porque el mandamiento es lámpara, y la enseñanza luz, y camino de vida las reprensiones de la instrucción,

Isa. 9:2 El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos.

Luc. 11:36 Así que, si todo tu cuerpo está lleno de luz, no teniendo parte alguna de tinieblas, será todo luminoso, como cuando una lámpara te alumbra con su resplandor

Juan 3:19 Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.

Juan 12:46 Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas.

Juan 3:19-21 Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.

Juan 8:12 Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.


Efe. 5:8 Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber tu opinión.

La restauración del Tabernáculo caído de David

¿Cómo encajamos los creyentes en Jesús en el plan de Dios para Israel? Sermón predicado en el 2016 Por Hiram C. Ramírez Caba I.B. El Cam...