jueves, 15 de octubre de 2015

¿Existe tal cosa como un cristiano carnal?

¿Se puede ser espiritual y carnal?


¿Te has hecho esta pregunta?  Yo me la he hecho mucho últimamente. Crecí con estas ilustraciones, tres círculos, y en cada uno la interpretación de lo que se asume es un hombre natural, uno carnal y uno espiritual, pero algo me hacía ruido, ¿Cómo puede un cristiano vivir en la carne? de acuerdo con la ilustración es uno que no confía en Dios, uno que ha quitado a Cristo del trono de su corazón, quizás lo mejor es dejar que Biblia se defina así misma.

Definamos lo que significa ser "carnal", viene de la palabra griega "sarkikos" que significa, corpóreo o carnal, implica vivir bajo el control de los apetitos de la carne o del "animal". Un hombre natural (1 Cor. 2:14), es uno que no ha nacido de nuevo, en griego se usa el término, "psujikos", y es muy parecido al concepto anterior, es alguien que está bajo la naturaleza sensual, es la parte inmaterial, que va tras sus instintos "animales o bestiales". Así que por definición no hay diferencia entre un carnal y un natural, también se le puede llamar, mundano o sensual (Judas 1:19) y que no tienen el Espíritu.

Esto es lo que dice la Escritura:
Gál 5:16 Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.
Gál 5:17 Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.
Gál 5:18 Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.
Gál 5:19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,
Gál 5:20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías,
Gál 5:21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.
Gál 5:22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,
Gál 5:23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.
Gál 5:24 Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.
Gál 5:25 Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.

1.     Si vives en la carne, no heredarás el Reino de los cielos.
2.     Si vives espiritualmente, no hay ley que te acuse.
3.     No se puede estar vivo y muerto, no hay zombies en el Reino.

Rom. 8:1  Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.
Rom. 8:3  Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne;
Rom. 8:4  para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.
Rom. 8:5  Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu.
Rom. 8:6  Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz.
Rom. 8:7  Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden;
Rom. 8:8  y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.
Rom. 8:9  Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.
Rom. 8:12  Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne;
Rom. 8:13  porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.


Las obras de la carne son una abierta transgresión a la ley/instrucciones de Dios (1 Jn. 3:4):

Pecados de inmoralidad:
Adulterio: Éxodo 20:14, Levítico 20:10
Fornicación, Lascivia, Orgías:Levítico 21:13-15: 1 Corintios 6:18, Ezequiel 23:48, Apocalipsis 21:8, Romanos 13:13
Inmundicia: Levítico 11:46-47, Hageo 2:13-14, Malaquías 1:7, Mateo 12:43-45, Apocalipsis 22:11, Apocalipsis 18:2, Ezequiel 22:26

Pecados de falsa religión:
Idolatría: Éxodo 20:3, 1 Samuel 15:23
Hechicería: Deuteronomio 18:10, Deuteronomio 18:14, Apocalipsis 9:21
Herejías: Levítico 10:9-11, Ezequiel 20:13, Ezequiel 36:20

Pecados contra el amor:
Enemistades: Levítico 19:18
Pleitos: Mateo 5:22, Éxodo 23:7, Romanos 13:9,
Ira:  Efesios 4:31, Salmo 37:8, Proverbios 14:17
Contiendas: Santiago 2:8, Santiago 4:1
Envidias: Éxodo 20:17, Deuteronomio 5:21, Deuteronomio 7:25, Romanos 13:9
Borracheras: Isaías 5:11, Levítico 10:9-11, Romanos 13:13, Proverbios 23:29-35
Homicidios: Éxodo 20:13, Génesis 9:5-6, Oseas 4:1-3

Pablo exhorta a la iglesia de Corinto y les dice, que habiendo estado con ellos tanto tiempo no puede hablarles como espirituales, siguen siendo carnales, y no toleran el alimento sólido (1 Cor. 3:1-3). Esta es otra evidencia de vivir en carnalidad, no tolerar la comida espiritual sólida, y se evidencia en divisiones, pleitos, chismes, contiendas y toda clase de pecado y falta de amor.

Esta es la conclusión:
La carne y el espíritu son opuestos, no te engañes, la evidencia de que has nacido de nuevo, de que has recibido la salvación por fe, es que vives en vida nueva, la fidelidad a un culto, a una denominación o iglesia, no es nacer de nuevo, que te sepas la Biblia no te salva, tienes que nacer de nuevo, y la evidencia es que vives en el Espíritu, y eso no tiene que ver con ninguna emoción, o un estado pasivo de meditación, vivir en el Espíritu significa que ahora tienes un corazón de carne, (en el que Dios puede trabajar) y la instrucción de Dios está escrita con su dedo en tu corazón.

Lee Ezequiel 36, y observa lo que el profeta dijo que era andar en el Espíritu.
26 Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.
27 Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.
28 Habitaréis en la tierra que di a vuestros padres, y vosotros me seréis por pueblo, y yo seré a vosotros por Dios. (1 Pedro 2:9-10)
29 Y os guardaré de todas vuestras inmundicias; y llamaré al trigo, y lo multiplicaré, y no os daré hambre.

Lo que te esclaviza es el pecado (Jn. 8:34) y el pecado es transgresión de la ley (1 Jn. 3:4), seguir las instrucciones de Dios, trae libertad (Santiago 1:25) eso es andar en el Espíritu.

Curiosamente el fruto del Espíritu que cita Pablo en Gálatas 5, son los mismos frutos de la Sabiduría que cita Santiago 3:

17 Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía.

Y la Escritura es muy clara en cómo obtener Sabiduría:
Proverbios 9:10
Salmo 11:10
Proverbios 1:7
Eclesiastés 12:13

Finalmente, la Sabiduría según Proverbios 8 es quién creó todas las cosas (Proverbios 8:22-27), ¿habías pensado en eso? Y en el mismo pasaje dice que quien encuentra la sabiduría tiene la vida (Proverbios 8:35-36), y que el que peca contra ella, ama la muerte.

¿Por qué? Porque uno de los Espíritus de Yahweh/Jehová, es el Espíritu de la Sabiduría (Isaías 11:1-2) Ahora pon atención, el capítulo 11 de Isaías es Mesiánico y está diciendo que sobre el Mesías o la raíz de Isaí, estarán estos siete Espíritus de Yahweh, que vemos después confirmados en Apocalipsis 1:4. La Sabiduría es creadora, porque el Mesías, es la Palabra de Dios encarnada, (Jn 1:14) y él era en el principio con Dios y por medio de Él todas las cosas fueron hechas (Juan 1:3).  Yeshúa/Jesús, es el Creador (porque para que algo sea hecho tiene que salir de la boca de Yahweh).  Ahora si hacemos exactamente lo que nuestro Salvador nos mandó hacer y esto es obedecer sus mandamientos porque le amamos (Juan 14:15-31), entonces andaremos en el Espíritu, andaremos en Sabiduría, en el temor de Yahweh/Jehová.

Dios no cambia, y andar en el Espíritu no es una mera recomendación de Pablo, es una instrucción de TODA la Escritura. Si te preguntan si un cristiano puede ser carnal, ya sabes que contestar. No existe tal cosa como un cristiano carnal, o se es espiritual o se es carnal, o estás en luz o en tinieblas, o estás vivo o muerto.

Un verdadero seguidor de Jesús/Yeshúa el Mesías, está en el proceso cada día de hacer morir las obras de la carne.

La carnalidad puede ser derrotada así:

El consejo de Santiago: 1 Santiago 1:21-22
El consejo de Pedro: 1 Pedro 2:1-2
El consejo de Pablo: 1 Corintios 3:1-2: 1 Corintios 3:15-17; Gálatas 5:16-26

La razón por la que nuestro Mesías nos envío al Consolador (Espíritu Santo), es la misma de la profecía de Ezequiel:
Juan 14:26  Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho. 

Por qué no te detienes y te examinas, lee Juan 14 y 15, y si te das cuenta que sigues en la carne, arrepiéntete, y pídele al Creador te perdone, te reciba en casa, y empieza hoy a vivir espiritualmente, escucha y obedece las instrucciones del amoroso Padre, que envió a su Hijo a pagar tu deuda. 

¿Qué es la leche espiritual?

Los oráculos de Dios -  Hebreos 5 Lee el Artículo orogonal en este Blog: https://hijosdeabraham.blogspot.com/2016/12/los-oraculos-d...