miércoles, 25 de noviembre de 2015

7 versículos ignorados de la Biblia


El Apostol Pablo, le dijo a su discípulo Timoteo que "toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, instruir, redargüir y corregir en justicia" (2 Tim. 3:16) por lo tanto, no podemos tomar a la ligera nada del texto sagrado.

Ignorar la verdad es un grave problema, la Escritura declara que el pueblo del Señor perece por falta de conocimiento (Os. 4:6), que tal que hoy abordamos pasajes muy importantes, a veces ignorados, y los analizamos a la luz del resto de las Escrituras, pregúntale a tus amigos y líderes espirituales, qué piensan de estos versículos, estúdialos en su contexto inmediato y general, tal vez descubras algo muy importante.

1. Apocalipsis 12:9, en este pasaje observamos que Satanás engaña a todas las naciones, eso incluye a las personas, denominaciones y líderes religiosos, Efesios 2:2, hace la misma alusión a Satán como el príncipe que gobierna el aire y engaña a los hijos de desobediencia. El usa el aire para transmitir su engaño, curiosamente en nuestra generación usa satélites, señales celulares, e Internet para transmitir su engaño mundial, eso incluye enseñanza torcida de las Escrituras y el mensaje de falsos profetas, su trabajo es producir desobediencia y rebeldía a la Palabra de Dios.  2 Corintios 4:4, el enemigo ciega las metes y corazones de las personas para que no perciban la poderosa influencia que tiene, confundiendo y provocando ira, lujuria, maldad, arrogancia, codicia y muerte a través de los medios que todos consumimos. El Espíritu de Dios debe movernos a obediencia y sujeción a los preceptos del Dios vivo, el espíritu de este mundo nos lleva a la ilegalidad, rebeldía y desobediencia a las instrucciones del Creador (Mateo 24:12).  2 Corintios 11:14-15 dice que, Satanás aún se viste de ángel de luz para engañar y usará personas vestidas de piedad, para expandir su engaño, suena terrible, pero sabes que es la verdad, la apariencia de piedad es fácil de simular, tú mismo lo has hecho, así que el mismo Diablo usa a sus ministros para propagar una falsa justicia.

2. Isaías 59:2, la humanidad está lejos de Dios, y su pecado lo mantiene apartado de Dios, desde la caída de Adán y Eva (Gn. 3:11-15) la humanidad ha permanecido cautiva por el engaño de Satanás, quien usurpó el corazón del hombre y le hizo creer que estaría mejor bajo su liderazgo, que bajo el cuidado del Eterno Creador.

3. 1 Juan 3:4, este pasaje se ha pasado por alto, y es muy importante, porque este versículo define lo que es el pecado.  Pecado es transgresión de la ley de Dios.  Cualquiera que comete pecado está rompiendo alguna de las leyes de Dios, vas a encontrar cientos de definiciones de diccionario sobre lo que significa el pecado, pero si quieres saber lo que a Dios le agrada o le desagrada, necesitas conocer su ley, allí está el entendimiento de su voluntad. Pablo explica lo mismo en Romanos 3:20, el dice claramente que el conocimiento del pecado es solamente a través de la ley de Dios, sin ley no hay transgresión (Rom. 4:15), mientras haya transgresión, habrá pecado en el mundo y alguna instrucción de Dios se habrá roto, al igual que en la ley humana, cuando se rompe la ley se acarrea una pena, o una multa, la consecuencia de romper la ley de Dios la explica Pablo en Romanos 3:23, es la muerte. Lo que nos lleva al siguiente versículo.

4. Mateo 5:17, Jesús dice que él no ha venido para abrogar la ley sino para cumplirla, en griego "cumplir" es la palabra "Pleroo", y significa verificar, predicar completamente, o llenar hasta que sobreabunde.  Obviamente abrogar y cumplir no es lo mismo, y el Mesías aclara después: «De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, este será llamado grande en el reino de los cielos.» Mateo 5:19. En otras palabras Jesús vino a verificar y a darle la correcta interpretación a los mandamientos de su Padre, y si lees el resto del pasaje observarás que es exactamente lo que el Mesías hizo mientras enseñaba el sermón del monte. Para poder cumplir la gran comisión es necesario enseñarle a las personas TODO lo que Jesús enseñó, y no sólo enseñárselos sino que el discípulo tiene que aprender a guardar sus palabras, eso significa ponerle una barda de protección para no salirse de sus instrucciones. El Rey David decía "en mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti" Salmo 119:11.

5. 1 Juan 5:3, hoy muchos declaran que los mandamientos de Dios son una carga pesada, o una atadura, hay quienes se atreven a sacar de contexto pasajes para asegurar que la ley que le fue dada a Moisés directamente de Dios, es doctrina de demonios y fábulas de viejas, usando 1 Tim 4 lo cual es una blasfemia. Y nada hay más lejos de la verdad que esas declaraciones, porque el mismo Pablo que le escribe a Timoteo, es quien enfáticamente enseña: «De manera que la ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno.» Romanos 7:12. El Salmo 19 afirma que el mandamiento es fiel, es perfecto y convierte el alma. Obedecer las instrucciones de Dios trae bendición y vida al que oye y las sigue. Nunca obedecer tuvo el propósito de salvar a nadie, la salvación siempre ha sido un regalo de Dios que se obtiene por medio de la fe, la ley de Dios siempre tuvo el propósito de definir lo que es pecado, bendecir o maldecir. No obedecemos para ser salvos, lo hacemos porque somos salvos y porque es nuestra respuesta natural al amor de Dios, ya que la obediencia es y siempre ha sido, su lenguaje de amor. (Deut.6:4-5)

6. Romanos 13:10, Pablo enfatiza que el cumplimiento de la ley es el amor, la Biblia define una y otra vez al amor como el guardar los mandamientos de Dios. Y una y otra vez evadimos este concepto cuando se repite en la Escritura hasta el cansancio. «Si me amáis, guardad mis mandamientos.» Juan 14:15 si te pidieran una evidencia de tu amor para Dios ¿Qué podrías proveer? ¿Buenos sentimientos, buenas intenciones, tú alabanza o tus obras de caridad? Pero si quieres ser bíblico tienes que aceptar que la única evidencia que puedes proveer de tú amor a Dios es simplemente obediencia a sus mandamientos, si los analizas (Éxodo 20) notarás que los primeros 4 se tratan de nuestro amor para Dios y los 6 siguientes se tratan de nuestro amor hacia nuestro prójimo. Cuando uno obedece los mandamientos automáticamente le está demostrando su amor al Creador, porque la acción siempre se ha requerido, (oír y obedecer) y esto nos lleva al siguiente versículo.

7. Romanos 10:17 "la fe viene por el oír y el oír por la Palabra de Dios", aunque este pasaje se enseña mucho, se pasa por alto que oír desde la perspectiva bíblica significa oír y obedecer, en hebreo oír se dice "Shemá" y se puede traducir indistintamente como escuchar atentamente, o como obedecer. (Deut. 6:4) Y en el fondo lo entendemos porque lo usamos en nuestro diario vivir, cuando le digo a mi hijo pequeño, "no brinques en la cama porque te vas a caer" y después de un rato de brincar sale volando por el cuarto, regreso molesta y le digo "¡Te dije que no brincaras en la cama!, ¿por qué no me escuchas?" Cuando le doy instrucciones a mis hijos no estoy esperando que me pongan atención solamente y que entre a sus oídos, estoy esperando que sean obedientes a la instrucción porque es para su bien. Así que cuando el apóstol Pablo dice: "porque la fe viene por el oír, y el oír por la Palabra de Dios" tiene mucho sentido pensar que quiso expresar este concepto, "la fe viene por el oír y el "obedecer" por la Palabra de Dios. La fe entonces no es un asentamiento mental, no es conocimiento, la fe verdadera es la que vive de acuerdo a lo que cree, Cuando Dios dijo: "Oye Israel el Señor nuestro Dios uno es", no estaba esperando solamente que lo escucharan, estaba esperando que obedecieran la instrucción de no tener otros dioses porque sólo hay un Dios, y tenemos más testigos de esta verdad en:




Mat. 7:24 Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Stg 1:22 " Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos". Rom. 2:13 porque no son los oidores de la ley los justos ante Dios, sino los hacedores de la ley serán justificados. 1Pe 1:14-16 como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.

La fe es "Pistis" en griego o "Emunáh" en hebreo, representa confianza, estabilidad, es la estaca que sostiene tu casa, no puedes decir que crees si no hay fruto de tu fe, es simple.



  • Luc. 6:44 Porque cada árbol se conoce por su fruto; pues no se cosechan higos de los espinos, ni de las zarzas se vendimian uvas.
  • Juan 15:2 Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. 
  • Juan 15:4 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. 
  • Juan 15:5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.
  • Rom. 6:22 Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.
  • Col. 1:10 para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios; 
  • Tit. 3:14 Y aprendan también los nuestros a ocuparse en buenas obras para los casos de necesidad, para que no sean sin fruto.

La bendición Aarónica - Traducción mecánica del hebreo

¿Qué significa bendecir?

El diccionario de la RAE dice que es: Ser muy abundante, o muy excelente, o muy digno de admirar. Es decir algo bueno para alguien, y aunque se acerca, no es precisa esta definición.

En hebreo bendecir se dice Barak (בָּרַךְ), y significa "inclinarse, arrodillarse o hincar la rodilla para dar un regalo" Las bendiciones de Dios no excluyen lo material, pero normalmente sobrepasan lo material, porque sus regalos satisfacen, y completan lo que nos falta. El origen de toda bendición siempre es el Creador.

La primera vez que aparece la palabra bendecir en la Escritura es en Génesis 12:1-2
Y el SEÑOR dijo a Abram: Vete de tu tierra, de entre tus parientes y de la casa de tu padre, a la tierra que yo te mostraré. Haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. (LBLA)
Esta maravillosa bendición, nos alcanzó a todos los que hemos puesto nuestra fe en el Dios de Abraham.
Gén 12:3 Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.
Gál 3:29 Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.
Quienes hemos llegado al Padre por medio del Mesías, podemos disfrutar de la herencia y la promesa que Dios le hizo a Abraham, y eso implica que el Eterno se inclinó para darnos un regalo, y ¡vaya que es un regalo insuperable! Su propio Hijo, para atraernos de vuelta a su presencia, para poder un día verle cara a cara. Jn. 10:27-30

La bendición Aarónica, aunque lleva el nombre del Sumo Sacerdote, en realidad son la palabras de Dios para su pueblo, para sus hijos para los que decidieron entrar en pacto con él. (Éx. 19:5; Jer. 31:31; Mt. 26:28)



Para entender la magnitud de la bendición sacerdotal, es buena idea hacer el estudio de las palabras importantes del pasaje.

Núm 6:24 Jehová te bendiga, y te guarde;
Núm 6:25 Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia;
Núm 6:26 Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz.
Núm 6:27 Y pondrán mi nombre sobre los hijos de Israel, y yo los bendeciré.

  • Bendiga: Barak: (H1288) Inclinarse para presentar un regalo a otro en respeto.
  • Guarde: Shamar: (H8104) Corral con estacas para cuidar las ovejas. Cuidar, preservar.
  • Rostro: Panym: (H6440) El rostro refleja toda las emociones y pensamientos, implica presencia, "El todo de una persona", lo opuesto es esconder el rostro.
  • Brillar: Or: (H215) Dar luz o brillar como la luz, ilumina o revela la obscuridad.
  • Gracia/Misericordia: Hanan: (H2603) El campamento nómada, que consistía en muchas tiendas, arregladas en círculo, y era visto como un lugar de belleza, de calor, de amor, amistad, familia, comunidad y sustento.
  • Ponga en ti: Shim: (H7760) Este verbo significa "poner en un lugar" "ordenar".
  • Paz: Shalom (H7965) Este pronombre proviene de la raíz Shalam, que significa restaurar o restituir. Es dar lo necesario, proveer a alguien o completar su vacío. Cuando alguien verdaderamente se arrepiente una de las cosas que aprende a hacer es restituir, que es un principio bíblico fundamental, "si le debes a alguien le pagas", la instrucción de "ojo por ojo y diente por diente" no era un ley de venganza, sino de restitución, "si te saqué el ojo, ahora soy tus ojos", "Si te herí gravemente, ahora soy tus manos o tus pies". Tener paz, no es ausencia de guerra o conflicto, Shalom, es que no te falte nada.
La traducción mecánica de la bendición Aarónica sería algo así:
"Yahweh se incline ante ti y te de un regalo, te proteja con una cerca que te rodea, Yahweh ilumine la totalidad de tu ser sobre ti, trayendo orden y te proveea con su amor, su sustento, comunidad y amistad. Yahweh levante la totalidad de su ser y te mire y el ponga en su lugar todo lo que necesitas para que estés lleno y completo.


El resultado de recibir una bendición como esta es que estaremos protegidos, si el rostro de Dios brilla sobre nosotros, brillaremos con su luz, si Dios pone orden a nuestra vida, entonces no nos faltará nada.

Esta bendición era pronunciada sólo por los sacerdotes, pero la invitación la hizo Dios a todo su pueblo, aunque ellos la rechazaron:
Éxo 19:5 Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra.
Éxo 19:6 Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel.
En el Nuevo Pacto la invitación es la misma:
1Pe 2:9 Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;
1Pe 2:10 vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia. (Os. 1:9-10; Os.2:14-23)
La invitación la podemos aceptar o rechazar, somos libres de hacerlo, aceptarla implica una gran bendición (que el Creador se incline para darnos su regalo) pero rechazarla es maldición.

Finalmente, la bendición termina con el propósito de esta y es que el pueblo de Dios tenga sobre sí mismo, el nombre del Creador.

¿Qué significa tener el nombre de Dios sobre uno?
Hemos sido adoptados, de la misma manera como Jacob adoptó a los dos hijos de José, que eran hijos de la Egipcia, en la cultura oriental, la madre es la que determina la nacionalidad de una persona. Hasta el día de hoy una persona no puede reclamar ser judía, a menos que su madre sea judía, y esto es importante porque es de la simiente de la mujer es que viene el Salvador (Gn. 3:15)



Cuando Efraín y Manasés fueron adoptados por Jacob ellos eran extranjeros (gentiles), y uno de ellos recibió los derechos del primogénito, la doble porción, es decir que de la herencia a Efraín le corresponderían 2/12, y además cuando los bendijo hizo esta declaración, "sea perpetuado en ellos mi nombre y el nombre de mis padres, Abraham, e Isaac y multiplíquense en gran manera en medio de la tierra" Gen. 48:16

Jacob no sólo los adoptó, les dio la bendición de sus padres y además les dio su nombre, para nosotros es lo que llamamos "su apellido". Cuando el reino de Israel se dividió, 2 tribus se quedaron en el Sur y adoptaron el nombre de la casa de Judá, quien se quedó con la autoridad, pero en la división las 10 tribus del norte llevadas en cautiverio por su pecado, se llevaron el nombre y por ende al reino del norte se le conoce como Casa de Israel.

Nosotros eramos gentíles como lo eran Efraín y Manasés, y fuimos comprados y adoptados por Dios, por medio de la sangre del Mesías, Jesús/Yeshúa.
Efe 2:11 Por tanto, acordaos de que en otro tiempo vosotros, los gentiles en cuanto a la carne, erais llamados incircuncisión por la llamada circuncisión hecha con mano en la carne.
Efe 2:12 En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo.
Efe 2:13 Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo.
Así que alégrate porque Dios mismo ha puesto su nombre, en ti, eres parte de su familia, de su pueblo, y esa bendición sacerdotal ahora también es para ti, no porque reemplazaste a Israel, sino porque has sido injertado en la familia de Dios y ahora llevas su nombre.
Efe 2:19 Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios,
Apo 22:3 Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán,
Apo 22:4 y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes.

"Jehová te bendiga, y te guarde;
Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia;
Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz.
Y pondrán mi nombre sobre los hijos de Israel, y yo los bendeciré."

Núm 6:24 -27

¿Qué es la leche espiritual?

Los oráculos de Dios -  Hebreos 5 Lee el Artículo orogonal en este Blog: https://hijosdeabraham.blogspot.com/2016/12/los-oraculos-d...