lunes, 16 de mayo de 2016

Los diez mandamientos como votos matrimoniales

Nuestro Dios es un Dios de pactos, y un pacto siempre es ratificado o firmado por ambas partes, el Nuevo Pacto fue ratificado por nuestro Salvador con su sangre en la cruz, y nosotros lo aceptamos creyendo y lo ratificamos tomando la copa y bautizándonos en su nombre, y al obedecer sus mandamientos, estamos cumpliendo el contrato matrimonial. Esto es lo que dice la profecía de Jeremías 31 que es el Nuevo Pacto:
31 He aquí que vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá.
32 No como el pacto que hice con sus padres el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice Jehová.
33 Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo.
(Hebreos 8)
32 No como el pacto que hice con sus padres el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice Jehová.33 Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo.(Hebreos 8)La ley de Dios en el Nuevo Pacto, cambió de lugar, (Heb 7) de tablas de piedra, a corazones de carne por medio del Espíritu Santo: (Ezequiel 36)
24 Y yo os tomaré de las naciones, y os recogeré de todas las tierras, y os traeré a vuestro país.
25 Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré.
26 Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.
27 Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.

Cuando el Señor hace por primera vez pacto con Israel, les declara, YO SOY EL SEÑOR TU DIOS, en otras palabras, YO SOY TU ESPOSO, por lo tanto, no puedes tener otros esposos o amantes... (Jer. 3, Hec 7, Jer 31)
La pregunta es ¿Estás en pacto con Dios?
No obedecemos para ser salvos, porque somos salvos obedecemos, porque ese es su lenguaje de amor, te invito a leer los diez mandamientos, no como una lista de deberes, de cosas que hacer o no hacer, sino como promesas de amor, como votos matrimoniales.












¿Aceptas?



domingo, 15 de mayo de 2016

¿Qué implica nacer de nuevo?

Muchos dicen que creen en Cristo, en su muerte y resurrección, incluso varios aseguran tener décadas de ir a un templo cristiano, orar, leer la Biblia, participar en actividades en su congregación y servir en un ministerio, pero muchos piden ayuda debido a que ya están hartos de caer ante la tentación y practicar ciertos pecados. ¡Ya no quieren ni pueden vivir así!
La Biblia enseña que una vez que hemos recibido el conocimiento de la verdad ya no debemos pecar voluntariamente, dicho de otro modo, sabiendo que esas acciones ofenden a Dios y al prójimo.
26 Si con toda intención pecamos después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados 27 sino una terrible expectativa del juicio y del fuego ardiente que devorará a los enemigos de Dios. Hebreos 10 (RVC)
El autor de Hebreos asegura que esto nos constituye en enemigos de Dios. No se refiere a cometer algún pecado, sino a la práctica intencional, deliberada y consistente de uno o varios pecados. ¿Cómo lo sabemos? Mira lo que dice Juan en su primera epístola:
Y ustedes saben que él apareció para quitar nuestros pecados, y en él no hay pecado. Todo aquel que permanece en él, no peca; todo aquel que peca, no lo ha visto, ni lo ha conocido. Hijitos, que nadie los engañe, el que hace justicia es justo, así como él es justo. El que practica el pecado es del diablo, porque el diablo peca desde el principio. Para esto se ha manifestado el Hijo de Dios: para deshacer las obras del diablo. Todo aquel que ha nacido de Dios no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él, y no puede pecar, porque ha nacido de Dios. 10 En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, ni ama a su hermano, tampoco es de Dios. 1 Juan (RVC)
Juan nos explica que las razones por las que practicamos pecado son:
  • Porque no han sido quitados nuestros pecados.
  • Porque no permanecemos en Cristo.
  • Porque no le conocemos.
  • Porque somos del diablo aún, no del Señor.
  • Porque no hemos nacido de Dios.
  • Porque no obramos con justicia.
Todo está íntimamente entrelazado. Dios nos encuentra llenos de pecado y, para poder nacer del Espíritu, es necesario arrepentirnos. Esto no es sentirnos mal por pecar, sino abandonar nuestra maldad. Claro, ¡Dios no tiene comunión con las tinieblas! Entonces, nuestra falta de arrepentimiento nos mantiene esclavizados a nuestra naturaleza carnal que ama el pecado.

Si no somos de Dios, entonces seguimos siendo del diablo. Nacer de nuevo mediante el arrepentimiento de nuestros pecados no es obra humana (Juan 3:5; 15:16), puesto que “no hay justo, ni aun uno”, por lo que nadie puede decir que por sus méritos ha buscado a Dios, ha conocido su verdad y se ha dado cuenta de que ha pecado para, entonces, abandonar esa vida. Como viste en la Escritura, quien no nace de nuevo no puede ser salvo.
El bautismo manifiesta el hecho espiritual del nuevo nacimiento. Efectivamente, el creyente debió morir al pecado para vivir a una vida nueva en Cristo (Romano 6, léelo TODO). ¡Eso es nacer de nuevo! O somos esclavos del pecado o libres para servir al Señor, obrando con justicia (v. 16-19). Escuchamos muy seguido aquello de que la iglesia no es un lugar lleno de santos, sino un hospital de pecadores. A la luz de las Escrituras es falso, mas lo decimos para justificar la práctica de nuestro pecado. Nacer de nuevo significa que hemos sido libertados del pecado para ser siervos de Dios. La libertad en Cristo no es un estado espiritual que obtengo por haber orado recibir a Jesús en el corazón, es perseverar en aborrecer nuestro pecado (como Dios lo aborrece) para amar al Señor. Antes pecábamos, mas como libres, ahora hacemos lo que Dios quiere, y entonces crecemos en santidad para vivir según su voluntad (v. 22).
Así que la obra redentora del Señor nos libra de las consecuencias eternas y temporales del pecado, para ya no ser condenados, pero también para ya no estar sometidos al poder del pecado, y así ya no practicar las obras del mal. Examínate a la luz de la verdad para saber cuáles son tus obras y tus frutos.

Sobre el Autor invitado: Efraín Ocampo es consejero bíblico, escritor, ex periodista y fundó junto con su esposa Paola Rojo la organización sin fines de lucro Restaura Ministerios para ayudar a toda persona a reconciliarse con Dios y con su prójimo.Te invitamos a visitar su sitio http://restauraministerios.org/

sábado, 14 de mayo de 2016

A quién ataca el león

Los leones atacan al animal enfermo, joven y solitario; escogen a los animales que están solos o desprevenidos. Pedro nos advierte que Satanás puede atarearnos cuando enfrentamos sufrimiento o persecución. 
Cuando estamos en pecado nos encontramos solos, débiles, abandonados y alejados de otros creyentes, preocupados en nuestros problemas hasta el punto de que olvidemos estar atentos al peligro, cuando no andamos en el camino del Padre es cuando especialmente somos vulnerables a los ataques de Satanás. En el tiempo de sufrimiento o tentación, busca el apoyo de los creyentes. Mantén los ojos en Cristo, y resiste al diablo. Luego, dice Santiago, "huirá de vosotros" (Stgo. 4:7).
Mat. 26:41 Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.
Luc. 21:36 Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.
1Co. 15:34 Velad debidamente, y no pequéis; porque algunos no conocen a Dios; para vergüenza vuestra lo digo.
1Co. 16:13 Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos.
1Pe. 4:7 Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios, y velad en oración.
Tit. 2:6-9 Exhorta asimismo a los jóvenes a que sean prudentes; presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza mostrando integridad, seriedad, palabra sana e irreprochable, de modo que el adversario se avergüence, y no tenga nada malo que decir de vosotros.
Si sabes que estás en pecado, necesitas volver a Dios, de otra manera no sólo estás en tinieblas, sino que en tu condición estás destinado a ser destruido por el devorador, te invito a leer la entrada ¿qué es el arrepentimiento? y aprende a dar vuelta de regreso al Padre.
http://hijosdeabraham.blogspot.mx/2015/07/arrepentimiento-volver-dios-griego.html


viernes, 13 de mayo de 2016

Compra pan sin dinero, Jesús/Yeshúa es el Pan de vida

Isa 55:1-7 “A todos los sedientos: Venid a las aguas. Y los que no tienen dinero, venid, comprad, y comed. Venid, comprad, sin dinero y sin precio, vino y leche. ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien; y se deleitará vuestra alma con grosura. Inclinad vuestros oídos, y venid a mí; oíd, y vivirá vuestra alma. Y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes a David. He aquí, que yo lo di por testigo a los pueblos, por capitán y por maestro a pueblos. He aquí, que llamarás a gente que no conociste; y gentiles que no te conocieron correrán a ti, por causa del SEÑOR tu Dios, y del Santo de Israel que te ha honrado. Buscad al SEÑOR, mientras se halla; llamadle en tanto que está cercano. Deje el impío su camino; y el varón inicuo, sus pensamientos; y vuélvase al SEÑOR, el cual tendrá de él misericordia; y al Dios nuestro, el cual será grande en perdonar.”
La Palabra del Señor, sus instrucciones, es el Pan de vida y Jesús o Yeshúa que es su nombre en hebreo y que significa Salvación, es el Pan del cielo: 
Lucas 22:19 “Entonces tomó pan, y después de dar gracias, lo partió y les dio, diciendo: “Esto es mi cuerpo que se da por ustedes. Hagan esto en memoria mía”.
Juan 1:14 “El Verbo (Logos: Palabra) se hizo carne y acampó entre nosotros, y vimos su gloria, una gloria como del unigénito del Padre, lleno de amor y verdad”
Ahora podemos entender qué quiso decir Jesús, cuando dijo que debíamos comer su carne: 
Juan 6:53-58 “Y Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no comiereis la carne del Hijo del hombre, y bebiereis su sangre, no tendréis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece, y yo en él. Como me envió el Padre Viviente, y yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá."
Cuando somos alimentados por el Pan que descendió del cielo, encontramos la vida, toda la Palabra que salió de la boca de Dios, se encarnó en nuestro Mesías, quién además de pagar el precio por nuestro rescate, es el camino por el que debemos andar, es la verdad y es la vida. (Jn. 14:6)
Pro. 6:23 Porque el mandamiento es lámpara, y la enseñanza es luz, Y camino de vida las reprensiones que te instruyen,
Sal. 119:160 La suma de tu palabra es verdad, Y eterno es todo juicio de tu justicia.

Comprar pan sin dinero, es adquirir algo que Dios mismo da, su comida produce vida, si estás muriendo de hambre espiritual, es porque no estás comiendo pan del cielo, toda la Palabra que sale de la boca de Dios.

jueves, 12 de mayo de 2016

No orar es pecado

¿Alguna vez pensaste que no orar se nos cuenta como pecado? yo no lo había pensado hasta que me topé con 1 Samuel 12:23 
"Así que, lejos sea de mí que peque yo contra Jehová cesando de rogar por vosotros; antes os instruiré en el camino bueno y recto".
¿Por qué? Mi primera respuesta es porque es bueno, y saber hacer lo bueno y no hacer se nos cuenta como pecado (Sgo 4:17), pero también porque orar es una evidencia de nuestra fe, no hacerlo es falta de fe: 
Éxodo 17:1-4  Toda la congregación de los hijos de Israel partió del desierto de Sin por sus jornadas, conforme al mandamiento de Jehová, y acamparon en Refidim; y no había agua para que el pueblo bebiese. Y altercó el pueblo con Moisés, y dijeron: Danos agua para que bebamos. Y Moisés les dijo: ¿Por qué altercáis conmigo? ¿Por qué tentáis a Jehová? Así que el pueblo tuvo allí sed, y murmuró contra Moisés, y dijo: ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para matarnos de sed a nosotros, a nuestros hijos y a nuestros ganados? Entonces clamó Moisés a Jehová, diciendo: ¿Qué haré con este pueblo? De aquí a un poco me apedrearán.
El pueblo de Israel, en vez de orar y pedir a Dios por agua, fue y se quejó con Moisés, y su incredulidad se les contó como pecado, la verdad solemos hacer eso, nos quejamos, le pedimos ayuda a otros, buscamos resolver por nosotros mismos nuestras crisis, y el último recurso es siempre la oración cuando lo primero que deberíamos hacer es buscar a Dios.

Te animo a que empieces pronto tu vida de oración, es como el agua para tu vida, y hazlo siguiendo las instrucciones de Dios, primero hazlo a solas:
Mateo 6:6 "Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada lapuertaora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público".
Ora todo el tiempo, para que no caigas en tentación:
1 Tesalonicenses 5: 17-22 "Orad sin cesar. Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús. No apaguéis al Espíritu. No menospreciéis las profecías. Examinadlo todo; retened lo bueno. Absteneos de toda especie de mal". 
Orar es un trabajo arduo, y se nos instruye a hacerlo en todo tiempo:
Efesios 6:18 "orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos"; 
Te presento ahora 10 formas de orar, recordando que orar significa: "postrarme delante de la autoridad presentando una súplica":
  1. Padre, sé el Señor de mi vida hoy, toma absoluto control de mi ser, mi corazón te pertenece.
  2. Me postro delante de ti Señor, tú eres mi Salvador, y mi Rey, en nadie más confío, líbrame de la idolatría y la falsa religión
  3. Padre que estás en el cielo, ayúdame hoy para no pecar contra ti, escudríñame y muéstrame mi maldad, hoy no quiero quebrantar tus instrucciones.
  4. Hazme Señor un hombre/mujer, conforme a tu corazón, que actúe conforme a tu Palabra y vele en oración sin cesar.
  5. Padre pon un guarda en mi boca, que aún mi lengua se pegue a mi paladar, antes que me atreva a decir algo que te desagrade.
  6. Señor, hazme como tú, conforme a la imagen de Cristo, desarrolla en mi un carácter como el tuyo.
  7. Padre, dame sabiduría.
  8. Usa mi vida para darte la gloria, todo el honor te pertenece, se glorificado con cada ación y palabra que salgan de mi boca hoy.
  9. Padre Eterno, gobierna mi vida, que tu Espíritu me recuerde tus instrucciones que están grabadas en mi corazón.
  10. Señor, mi Dios, hoy quiero que sepas que te amo, ayúdame a obedecerte, porque sé que ese es tu lenguaje de amor, renueva mi mente con tu Palabra.


En el nombre de mi Salvador, Jesús/Yeshúa, Amén.
Ahora te invito a unirte a la campaña de orar por tu familia, levanta un cerco, tu familia está siendo atacada, y a veces desde adentro, le abrimos la puerta al enemigo por la televisión y los video juegos, y estamos tan debilitados que ya no sabemos cómo pelear, ¿por qué no le pides a Dios que pelee tus batallas? por qué no empiezas a creer y te dedicas al trabajo arduo de orar para que Dios haga lo que sólo Él puede hacer.

miércoles, 11 de mayo de 2016

¿Cuál es el Jesús que sigues?

Dice la Escritura:
Juan 14:6-9 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto. Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta. Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?

El problema del hombre es que tiene la tendencia de hacer a Dios a su imagen y semejanza, es más fácil establecer nuestras propias reglas, tradiciones y definiciones, que dejar que sea Dios mismo quien diga cómo hemos de seguirlo, y cómo hemos de adorarlo.  

Por qué no te examinas y determinas si el Jesús que sigues es el bíblico, tal vez te sorprendas y sea hora de empezar a preguntarle a Dios ¿quién eres? y ¿qué quieres que yo haga?



martes, 10 de mayo de 2016

Cómo estudiar la Biblia en 7 sencillos pasos

Haciendo discípulos Maduros - Cómo Estudiar tu Biblia -

Si la Biblia es la Palabra de Dios, y Pablo dice que:
2Ti 3:16-17 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.
Y Jesús dijo que pertenecer a su familia implicaba:
Luc.8:21 El entonces respondiendo, les dijo: Mi madre y mis hermanos son los que oyen la palabra de Dios, y la hacen.
Sin olvidar que es un deleite:
Rom. 7:22 Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios;
Sal. 1:2 Sino que en la ley de Jehová está su delicia,
Y en su ley medita de día y de noche.
Entonces te presentamos 7 pasos para iniciar tu estudio bíblico personal. Un discípulo del Maestro escucha y obedece sus Palabras.







Únete al movimiento de los que estudian, creen y practican TODA la Palabra de Dios.

¿Qué es la leche espiritual?

Los oráculos de Dios -  Hebreos 5 Lee el Artículo orogonal en este Blog: https://hijosdeabraham.blogspot.com/2016/12/los-oraculos-d...