miércoles, 3 de febrero de 2016

El justo por su fe vivirá

Facebook: ‪#OidoresYHacedoresDeLaPalabra

MALA DEFINICIÓN - CONTEXTO = MALA INTERPRETACIÓN

Hab 2:4 He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; mas el justo por su fe vivirá.

Solemos leer este pasaje sin entender el contexto, este versículo dice que el que se enorgullece es porque su alma no es recta, Habacuc está hablando de Nabucodonosor, el es el orgulloso y pronto llegará para tomar a la casa de Judá cautiva y destruir Jerusalén. El pasaje nos exhorta a vivir en fe a pesar de los tiempos de angustia, Habacuc se pregunta ¿Señor porqué permites el pecado de tu pueblo? y tras la respuesta de Dios, de que el pueblo pronto será llevado cautivo si no se arrepiente, Habacuc pregunta ¿Por qué vas a usar a un pueblo más injusto para disciplinar al tuyo? Y el Señor responde, pronto vendrá el juicio también para Babilonia.

Pero cuando este pasaje se estira, se usa para decir que “es suficiente tener una creencia para ser salvo”, pero no es lo que dice, no es un asunto de conocimiento, se trata de vivir en fidelidad, lealtad, seguridad a la verdad (que es lo significa la Palabra “Emunah”, que se traduce como fe), a pesar de las circunstancias, de la tribulación, de la persecución, de la prisión, de la escasez y es el mismo contexto en el que el autor de Hebreos cita este pasaje, los que tenemos fe (somos fieles, leales, seguros de la verdad), no somos de los que retrocedemos, sino de los que perseveramos, cueste lo que cueste.

Heb 10:34-39 Porque de los presos también os compadecisteis, y el despojo de vuestros bienes sufristeis con gozo, sabiendo que tenéis en vosotros una mejor y perdurable herencia en los cielos. No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón; porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa. Porque aún un poquito, Y el que ha de venir vendrá, y no tardará. Mas el justo vivirá por fe; Y si retrocediere, no agradará a mi alma. Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma.

Es por eso que nuestro Mesías dice:
Mat. 10:22 Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.
Mat 24:12-13 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.


La verdadera fe persevera a pesar de las circunstancias, de eso se trata la vida cristiana, no de que el conocimiento de Cristo nos salve (eso es gnosticismo) sino de perseverar y vivir en fidelidad a la relación de pacto que tenemos con Dios por medio de Cristo, quien nos compró a precio de sangre, a pesar de las tribulaciones, la verdadera fe sobrevive los tiempos difíciles, la verdadera fe obedece a Dios por amor, la verdadera fe produce fruto.