viernes, 13 de mayo de 2016

Compra pan sin dinero, Jesús/Yeshúa es el Pan de vida

Isa 55:1-7 “A todos los sedientos: Venid a las aguas. Y los que no tienen dinero, venid, comprad, y comed. Venid, comprad, sin dinero y sin precio, vino y leche. ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien; y se deleitará vuestra alma con grosura. Inclinad vuestros oídos, y venid a mí; oíd, y vivirá vuestra alma. Y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes a David. He aquí, que yo lo di por testigo a los pueblos, por capitán y por maestro a pueblos. He aquí, que llamarás a gente que no conociste; y gentiles que no te conocieron correrán a ti, por causa del SEÑOR tu Dios, y del Santo de Israel que te ha honrado. Buscad al SEÑOR, mientras se halla; llamadle en tanto que está cercano. Deje el impío su camino; y el varón inicuo, sus pensamientos; y vuélvase al SEÑOR, el cual tendrá de él misericordia; y al Dios nuestro, el cual será grande en perdonar.”
La Palabra del Señor, sus instrucciones, es el Pan de vida y Jesús o Yeshúa que es su nombre en hebreo y que significa Salvación, es el Pan del cielo: 
Lucas 22:19 “Entonces tomó pan, y después de dar gracias, lo partió y les dio, diciendo: “Esto es mi cuerpo que se da por ustedes. Hagan esto en memoria mía”.
Juan 1:14 “El Verbo (Logos: Palabra) se hizo carne y acampó entre nosotros, y vimos su gloria, una gloria como del unigénito del Padre, lleno de amor y verdad”
Ahora podemos entender qué quiso decir Jesús, cuando dijo que debíamos comer su carne: 
Juan 6:53-58 “Y Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no comiereis la carne del Hijo del hombre, y bebiereis su sangre, no tendréis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece, y yo en él. Como me envió el Padre Viviente, y yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá."
Cuando somos alimentados por el Pan que descendió del cielo, encontramos la vida, toda la Palabra que salió de la boca de Dios, se encarnó en nuestro Mesías, quién además de pagar el precio por nuestro rescate, es el camino por el que debemos andar, es la verdad y es la vida. (Jn. 14:6)
Pro. 6:23 Porque el mandamiento es lámpara, y la enseñanza es luz, Y camino de vida las reprensiones que te instruyen,
Sal. 119:160 La suma de tu palabra es verdad, Y eterno es todo juicio de tu justicia.

Comprar pan sin dinero, es adquirir algo que Dios mismo da, su comida produce vida, si estás muriendo de hambre espiritual, es porque no estás comiendo pan del cielo, toda la Palabra que sale de la boca de Dios.

¿Qué es la leche espiritual?

Los oráculos de Dios -  Hebreos 5 Lee el Artículo orogonal en este Blog: https://hijosdeabraham.blogspot.com/2016/12/los-oraculos-d...