miércoles, 3 de junio de 2015

El Evangelio en el Antiguo Hebreo

Como explicamos en la entrada sobre el hebreo antiguo y el samaritano, el origen de las escrituras del mundo se encuentra en 22 pictogramas. Mucha de la confusión existente en el entendimiento de las Escrituras, es el desconocimiento del texto, y el significado de las palabras en su idioma original, el idioma Hebreo.

Dios usó la riqueza del lenguaje hebreo para hablar al corazón de su pueblo a través de los profetas, y la Palabra inspirada en las Sagradas Escrituras. El lenguaje hebreo habla al corazón primeramente, y después a la mente. Esta es la ecuación de fe en Hebreos 11:1.

En cualquier idioma, palabras sueltas se combinan para formar frases, y frases en oraciones, las que trasmiten nuestros pensamientos. En el hebreo bíblico sucede lo mismo con la característica de que las palabras y las letras guardan un significado espiritual único, que transmiten pensamientos que rebozan en significado y profundidad.
En esta ilustración se encuentran contenidas las 22 letras del alefato hebreo, para más información lee esta entrada de nuestro blog:  Paleo-Hebreo


¿Por qué se incluyen las genealogías en la Biblia? 
Los hebreos transmitían sus creencias y tradiciones por medio de la tradición oral. Contaban las historias a los niños, los que a su vez las trasmitían a sus hijos. Las genealogías daban un bosquejo esquemático que ayudaba a la gente a recordar las historias. Durante siglos estas genealogías fueron creciendo y difundiéndose de familia en familia. Aun más importante que la tradición familiar, las genealogías se incluyeron para confirmar la promesa bíblica de que el Mesías que habría de llegar, Jesús o Yeshúa como le llamaban sus discípulos, nacería dentro de la descendencia de Abraham.

Las genealogías señalan una característica importante de Dios. Las personas son importantes para El como individuos, no sólo como grandes masas. Dios las llama por su nombre, mencionando el tiempo que vivieron y sus descendientes. La próxima vez que te se sientas agobiado en una inmensa multitud, recuerda que el centro de la atención y el amor de Dios son el individuo, ¡y tú!

El propósito de estas genealogías es doble: hacer constar que seres humanos reales vivieron sobre la tierra antes del diluvio, y consignar su muerte física como resultado del cumplimiento del juicio divino. Ellas vinculan la creación con el diluvio por medio de 10 patriarcas.

Las palabras hebreas, en especial los nombres propios, guardan un significado espiritual. Veamos este ejemplo de la genealogía de Adán a Noé expuesto en Génesis 5, repetido en 1 Crónicas 1, y posteriormente en Lucas 3:23 - 38.

(Es necesario descargar fuentes de hebreo al ordenador para visualizar correctamente esta tabla)
Hebreo
Literal
Español
Sentido del nombre
Referencia
אָדָם
Adam
Adán
Adán (hombre)
Génesis 2:19
שֵׁת
Shet
Set
Puso (puesto, sustituto, reemplazo)
Génesis 5:3
אֱנוֹשׁ
Enosh
Enós
Humanidad, mortal
Génesis 5:6
קֵינָן
Qeynan
Cainán
Dolor
Génesis 5:9
מַהֲלַלְאֵל
Mahalale-el
Mahalaleel
El bendito Señor (la alabanza del Señor)
Génesis 5:12
יֶרֶד
Yered
Jared
Bajará (el que desciende)
Génesis 5:15
חֲנוֹךְ
Janok
Enoc
Enseñando, consagrado (dedicado)
Génesis 5:18
מְתוּשֶׁלַח
Metu-shelaj
Matusalén
Su muerte traerá
Génesis 5:21
לֶמֶךְ
Lemekh
Lamec
Los perdidos
Génesis 5:25
נֹחַ
Noaj
Noé
Reposo (descanso)
Génesis 5:29

Si leemos los nombres de los primeros diez patriarcas, en una oración, diríamos: Adan (el primer hombre) puso a la humanidad en dolor, el bendito Señor, bajará enseñando. Su muerte traerá a los perdidos reposo".

Esto ya es sorprendente en sí, porque de alguna manera cada vez que los hijos de Israel repetían sus genealogías, que era tradicionalmente importante memorizar, estaban repitiendo el plan de Dios para la salvación de la humanidad.


El hebreo es un idioma concreto, es decir cada palabra representa una acción o un pronombre, pero este está determinado con una acción, por ejemplo: La palabra padre (av) en hebreo se escribe:
(El hebreo se lee de derecha a izquierda)
 Si analizamos la raíz de esta palabra, padre, que es un concepto abstracto en nuestro idioma, descubriremos el significado concreto es como sigue:
 Alef , es un toro, significa poder y autoridad, y Beyt, es una tienda, la antigua casa de los hebreos. "Padre" es entonces la “autoridad de la casa”.

Esto es muy importante, detrás de cada letra hebrea, de cada palabra, hay un concepto concreto, que se relaciona directamente con la persona, en nuestro pensamiento occidental decimos: Dios es amor, en el pensamiento hebreo, decimos: Dios me ama.

Ahora analicemos como dentro de la Escritura, en el antiguo hebreo, o lo que ahora llamaremos lenguaje edénico, está inscrito el plan de salvación en muchas palabras, y declarado de una manera precisa, Dios diseñó este idioma, Dios creó, estructuró y formuló la ingeniería necesaria para la comunicación humana, y la comunicación con su pueblo, el hebreo es el idioma del Reino (lo creo así, porque es el idioma que usó para preservar su Palabra, es el idioma de su nombre, el de su Hijo, el de los ángeles y cuando cambió un nombre usó el hebreo), y Dios dejó su marca en toda la Biblia, para que nosotros la encontráramos.

La primera palabra de la Escritura, en Génesis 1:1, da testimonio del evangelio, del mensaje y el plan del Eterno para la salvación del hombre que estaba por crear. Analicemos esta maravillosa palabra, en español esta palabra está traducida como "[en el] principio". En hebreo se lee "Bereshyt".

   T    Y   SH     E     R     E      B
 < Se lee de derecha a izquierda <
Beyt la primera letra (de derecha a izquierda) representa una tienda, la casa de los antiguos hebreos.  

Resh, la siguiente letra representa una cabeza, también simboliza  primero.
 Alef, la primera letra del alefbet hebreo, representa un toro, que es fuerza, autoridad, poder, y es la letra que siempre está asociada con Dios.
Shin, representa dos dientes frontales, y significa destruir, que es lo que se hace con los dientes al masticar.
 
Yud, representa una mano cerrada, también simboliza el trabajo del hombre.
Tav, es la última letra del Alefbet hebreo, y en el idioma edénico representa una cruz, también es una señal o una marca.
Ahora pongamos todos los pictogramas juntos; en hebreo leemos de derecha a izquierda:

El evangelio en la primera palabra de la Biblia:
"El Primero [primogénito] de la casa de la Autoridad, destruido, [por su propio] trabajo en una cruz".

Sean Santos porque yo soy Santo.

Ser santo para el Creador no es opcional Es importante definir palabras, de esta manera hay menor posibilidades de equivocarnos al interpr...