jueves, 11 de junio de 2015

La importancia de entender correctamente una definición bíblica - ¿Qué es el amor?

Cuando queremos entender una palabra lo que normalmente hacemos es ir a buscar un diccionario de la lengua española. Pero lo que hemos estado discutiendo es que la Biblia no fue escrita originalmente en español, sino en hebreo, arameo y griego.

Hagamos un repaso, hemos hablado que el hebreo es un idioma concreto y agrobiológico, es decir está relacionado con nuestros sentidos, se refiere a algo tangible o una acción, los idiomas greco-latinos son abstractos, y definen las cosas por su apariencia.

Un principio básico de interpretación bíblica es que la Biblia se interpreta así misma, las definiciones las encontramos en la misma Escritura, otro principio es que si analizando la primera vez que aparece una palabra en la Escritura entenderemos su uso.


Analicemos una palabra para hacer esto práctico (concreto).
La palabra amor, es un concepto muy desgastado en nuestro tiempo, la definición de la RAE dice:

"Amor: Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser. (RAE-Amor)"

Si usamos esta definición, entonces podríamos concluir, que Dios, quien en esencia es amor, y nos ama con amor eterno, parte de su propia insuficiencia para llenar su vacío con sentimientos intensos por nosotros.  Una interpretación como esta coloca a Dios en una situación de "necesitado de afecto" "inclompleto" y "sentimental".

Espero que a primera vista se enciendan nuestras luces rojas y observemos que algo está mal con esta definición.

Ahora, qué significa el amor desde la perspectiva bíblica, desde la mentalidad oriental y hebrea en la que el texto bíblico fue escrito:

Amor en hebreo se dice "Ahabáh":
La primera vez que aparece la palabra amor en la Escritura es en la historia de Abraham e Isaac, cuando Dios le pide que sacrifique a su hijo. Leamos el pasaje:

Gén 22:1  Aconteció después de estas cosas, que probó Dios a Abraham, y le dijo: Abraham. Y él respondió: Heme aquí.
Gén 22:2  Y dijo: Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré.
Gén 22:3  Y Abraham se levantó muy de mañana, y enalbardó su asno, y tomó consigo dos siervos suyos, y a Isaac su hijo; y cortó leña para el holocausto, y se levantó, y fue al lugar que Dios le dijo...

Gén 22:10  Y extendió Abraham su mano y tomó el cuchillo para degollar a su hijo.
Gén 22:11  Entonces el ángel de Jehová le dio voces desde el cielo, y dijo: Abraham, Abraham. Y él respondió: Heme aquí.
Gén 22:12  Y dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único.
Gén 22:13  Entonces alzó Abraham sus ojos y miró, y he aquí a sus espaldas un carnero trabado en un zarzal por sus cuernos; y fue Abraham y tomó el carnero, y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.
Gén 22:14  Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar, Jehová proveerá. Por tanto se dice hoy: En el monte de Jehová será provisto.  (RV60)



Ningún diccionario puede explicarnos lo que significa el amor, como puede hacerlo este pasaje, lo que aquí pasó es la explicación concreta del verdadero amor.

Primero Dios le pide a Abraham que sacrifique a su único hijo, al que ama.  Nota que Dios es quien le recuerda a Abraham que él ama a Isaac, y que es el hijo de la promesa, por medio de nadie más se puede cumplir el plan que Dios ya le reveló al padre de la fe.

Abraham inmediatamente toma lo necesario, a sus siervos y a su hijo hacia el monte del sacrificio, interesantemente le toma tres días llegar allí, (no hay casualidades en la Escritura, la profecía no es predicción sino un patrón).  Ahora lo que sucede en el monte no es evidencia de cuánto ama Abraham a Isaac, sino de cuánto ama Abraham a Dios, la definición de amor no es lo que siente Abraham por Isaac, sino la disposición a sacrificar todo por aquel a quien dice seguir y amar.  El amor es la decisión de hacer lo necesario, de cuidar el regalo preciado, para Abraham es la relación que tiene con Dios que además prueba cuánto le cree, porque Dios le prometió que tendría una gran descendencia de ese hijo.

Ahora cuando decimos que Dios es amor, y que Dios amó al mundo como lo dice Juan 3:16
"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna", nos tenemos que remontar a la historia que acabamos de leer, en el monte de la decisión, Abraham estuvo dispuesto a sacrificar a su hijo por amor a Dios, pero el Padre lo detuvo, porque esta prueba era una sombra de lo que Dios mismo haría dos mil años después, sacrificar a su único Hijo, al que él amaba, para salvar a los que necesitaban ser rescatados.

Jua 15:13  Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos. 

Cuando Isaac preguntó: Padre, tenemos todo para el sacrificio, el altar, la madera y el fuego ¿dónde está el cordero? Abraham contestó: Gén 22:8  Y respondió Abraham: Dios se proveerá de cordero para el holocausto, hijo mío. E iban juntos. 

Si ponemos atención, lo que Dios le dio a Abraham como sustituto por Isaac fue un carnero no un cordero:
Gén 22:13  Entonces alzó Abraham sus ojos y miró, y he aquí a sus espaldas un carnero trabado en un zarzal por sus cuernos; y fue Abraham y tomó el carnero, y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo. 

¿Por qué? porque el carnero fue el sustituto de Isaac, pero para redimir al mundo Dios se proveyó así mismo como el sacrificio expiatorio, como el Cordero sin mancha (Is. 53:7; Jn 1:36; 1 Pe. 1:19; Ap.5:12), con espinas enredadas en su cabeza, para hacer lo necesario para salvar su tesoro preciado: nosotros. Gén 22:14  "Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar, Jehová proveerá. Por tanto se dice hoy: En el monte de Jehová será provisto". Dios proveyó en ese mismo lugar a su Hijo, su Cordero, eso es el verdadero amor.

Ahora ve y ama a los tuyos de esa manera, cuida tus regalos, tus tesoros, proveeles, sacrifícate por ellos, no tienes que sentir ninguna inclinación para hacerlo, no es requisito ni siquiera que se lo merezcan, si Dios te ama así, ¿acaso puedes no responder de la misma manera a su amor?

Y por último, amar a Dios tiene que ser tan concreto como lo haces con tus semejantes, y no es difícil, no se trata de tener sentimientos agradables sobre Dios, no tiene que ver con cuánto le digas que "lo amas", para Dios el amor se traduce en una sola palabra: "obediencia".

Si no me crees, lee los capítulos 14 y 15 de Juan:
Juan 14:15  Si me amáis, guardad mis mandamientos. 
Juan 14:21  El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él. 
Juan 14:23  Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. 
Juan 14:24  El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió. 
Juan 15:9  Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor. 
Juan 15:10  Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor. 
Juan 15:12  Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado. 


Sólo como dato curioso, los pictogramas antiguos de amor en hebreo (Ahabá) dicen:
"Contempla a la autoridad de la casa"

Quieres entender la definición de amor, es la forma en que se sacrifica un padre, la forma como el Padre Eterno, se sacrificó por ti.

Déjanos tus comentarios, queremos saber cómo podemos ayudarte y animarte a crecer en tu relación con Dios.

Que el Padre que te ama, con amor eterno, te bendiga.

¿Qué es la leche espiritual?

Los oráculos de Dios -  Hebreos 5 Lee el Artículo orogonal en este Blog: https://hijosdeabraham.blogspot.com/2016/12/los-oraculos-d...