lunes, 1 de junio de 2015

Historia del Hebreo Bíblico

La Biblia hebrea o Tanaj, fue escrita hace varios milenios en medio oriente, es su totalidad incluyendo el Nuevo Testamento fue escrita por 40 autores, y se conservan copias que datan de hace unos 2000 años gracias al descubrimiento de los rollos del Mar Muerto en tres idiomas: hebreo, arameo y griego.


Cuando estudiamos los textos del Antiguo Testamento, no podemos analizarlo bajo nuestra perspectiva cultural, porque esto produce conclusiones o interpretaciones que están lejos de lo que los autores que usó Dios, intentaban explicarnos. Y cuando leemos los textos del Nuevo Testamento, no podemos asumir que porque están en griego, podemos analizarlos bajo el lente griego, ya que todos los autores excepto uno eran hebreos y vivían y practicaban la fe de sus ancestros, conservaban su cultura y servían al Dios de Abraham.

El propósito de las traducciones era llevar la Escritura a quienes no hablábamos el idioma original, tristemente el propósito actual ha cambiado y se ha convertido en un negocio competitivo, que busca sólo vender un producto al gusto del consumidor y que no se acerca más al texto original necesariamente.

El pensamiento hebreo es concreto, es decir para entender un concepto este tiene que poderse ver, oler, oír, tocar o gustar.  El pensamiento griego, que es el que perméa en el pensamiento de casi toda la cultura occidental es abstracto, está basado en definiciones o descripciones externas del objeto o concepto.

Si te pido que me describas esta pluma puedo asegurarte que dirás algo como:  "Es una pluma fuente, de color verde metálico con dorado, usa tinta china y tiene plumilla de caligrafía".
Si tu descripción es parecida a esta, entonces te diré: -"me acabas de dar una perfecta descripción griega de la pluma".
Ahora si le preguntáramos a un hebreo del tiempo de Moisés, que nos describiera la pluma, tal vez nos diría algo así: "Es lo que uso para escribir", Esto es una descripción oriental o hebrea basada en el uso del objeto y no en su apariencia exterior.

Si te pido definirme la palabra "oración" tal vez me dirás: "es comunicarme con Dios, expresándole sus atributos", pero en hebreo "oración" significa:  "postrarse delante de la autoridad, presentando una súplica" y eso explica todo el concepto, sin tener que definir, "comunicación", "expresar", "atributos", etc.

La traducción incluye además, la interpretación personal del traductor, lo que supone que a veces leemos, lo que él piensa que significa y no necesariamente lo que dice. Para entender esto, tengo un ejemplo sencillo, y lo encontramos en el primer versículo de la Biblia, en el original hebreo no dice:
Gén 1:1  En el principio creó Dios los cielos y la tierra.
Gén 1:2  Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.

Dice más bien algo así:
"En la cumbre, el Poderosos engordó, los cielos y la tierra, y la tierra estaba sin forma y vacía"

Estudiar este sólo versículo fue la razón de mi viaje por el maravilloso mundo de los idiomas bíblicos, no podía entender cómo un Dios de orden, creara algo desordenado, pero el texto no dice "desordenado" dice "sin forma", y eso tiene más sentido, porque el Creador puso la materia prima en su lugar para después darle forma como el alfarero al barro.

Otro dilema al que nos enfrentaremos es que una misma palabra fue abordada por los traductores de muchas maneras, por ejemplo, en hebreo la palabra Natán, significa "dar", pero también se ha traducido como: añadir, liberar, causar, asignar, dejar, levantar, tirar, pasar, poner, aplicar, sentar, considerar, etc. Aunque una palabra en español no puede traducir cada palabra en hebreo debería aplicarse el concepto más adecuado al original.


Agradezco a Dios porque puedo tener su Palabra en mi idioma, pero he descubierto, que leer la Biblia en español es como comer "pollo con arroz" sabe bien, me alimenta, pero entender la Biblia en su idioma original es como comer "salmón al horno con espinacas y vino tinto", es delicioso, extremadamente jugoso y nutritivo, y produce más hambre y sed que la que jamás tuve por aprender y conocer al Dios que me amó para dejarme su carta de amor escrita.


¿Qué es la leche espiritual?

Los oráculos de Dios -  Hebreos 5 Lee el Artículo orogonal en este Blog: https://hijosdeabraham.blogspot.com/2016/12/los-oraculos-d...